Congreso nuevamente demandado; impugnan designación de Consuelo Muro

El Congreso de Michoacán nuevamente es denunciado por violación de derechos humanos y por cometer irregularidades en los procesos de  designación de autoridades en los organismos autónomos del estado, ahora, cinco aspirantes a magistrados impugnaron la resolución de los legisladores locales en designar a Consuelo Muro como magistrada del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Michoacán (TJAM).

De 17 aspirantes, por lo menos cinco han acudido a tribunales a solicitar un juicio de amparo contra la determinación del Congreso de Michoacán por nombrar a Consuelo Muro Urista como magistrada del TJAM, cuando no “cumplía con los requisitos de elegibilidad que se establecieron en la convocatoria”, argumentaron ante los jueces como causal de nulidad de ese nombramiento.

Uno de los aspirantes que impugnó la resolución del Congreso fue el licenciado en derecho, Rafael Rosales Coria, quien presentó el juicio de amparo ante la determinación de los legisladores de impulsar un perfil que no cumplía con los requisitos de la ley y que por encontrarse en un proceso de sanción ante el TJAM, luego de que fuera amonestada públicamente  por la Contraloría del Estado.

No es la primera vez que el Congreso es impugnado con un juicio ante juzgados o tribunales, así ocurrió con el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Michoacán, en el que desde el 2 de noviembre del 2012, no se emitió a tiempo convocatoria para renovar la presidencia de este organismo autónomo y se presentó un juicio de amparo por Ricardo Villagómez, quien pedía la ratificación automática para ser reelegido por tres años más. Desde ese tiempo, el ITAIMICH no ha podido contar con tres consejeros en el órgano garante de transparencia, porque se mantiene sin terminar el juicio de revisión.