Derivado de inconformidades por la integración del PRI a una alianza no únicamente sin identidad, sino que les puede conducir a la derrota,

Día D# 13

  • Escisión en el PRI
  • Tamaulipas, ¿el inicio?
  • En la UMSNH, no se reclama a SAC

Escisión en el PRI

Derivado de inconformidades por la integración del PRI a una alianza no únicamente sin identidad, sino que les puede conducir a la derrota, cuadros de liderazgo al interior del Revolucionario Institucional anunciarán en los próximos días su salida de ese Partido o, al menos, su no participación en la operación política que conlleva al convencimiento de las bases para salir el día de la votación a emitir el sufragio.

Las campañas, las promesas y los buenos discursos de nada valen si los electores no salen a sufragar. El día de las votaciones, la movilización es la buena y ahí deben estar atentos los operadores de los partidos para cerciorarse que los votos duros, los de los militantes, sean los que den soporte y jalen a la búsqueda de la victoria.

Empero, en esta ocasión el PRI parece no tener el respaldo de sus operadores por dos razones fundamentales: la primera es que el actual dirigente del tricolor, Jesús Hernández Peña, no tuvo la decencia de dar a conocer a la militancia las razones del por qué la alianza con sus acérrimos rivales del PRD y del PAN, dejando de lado la posibilidad de que el PRI compitiera con un candidato propio.

La segunda tiene que ver con el hecho de que no se observa en Carlos Herrera Tello (aunque diga que hace años simpatizaba con el PRI) a un personaje que sea sinónimo de arrastre social y político para tratar de obtener el mayor número de votos frente a una marca cuyo principal activo y tracción, sigue siendo el presidente de la República.

Como ya ha venido ocurriendo con cuadros de liderazgo en los municipios que han actuado discretamente y han abandonado las filas priístas, en los próximos días vendrán nuevas fracturas que se darán desde los municipios de Morelia, Apatzingán, Coalcomán, Lázaro Cárdenas, Hidalgo, Uruapan y Jiquilpan, entre otros, quienes, por su condición de operadores, dejarán debilitado al otrora partido fuerte de Michoacán y con un pie en el escenario del descrédito por haber accedido a una alianza que hasta ahora no ha mostrado real fuerza.

Tamaulipas, ¿el inicio?

Cuando faltan 100 días para la jornada electoral del domingo 6 de junio, se ha lanzado una seria acusación en contra del gobernador panista de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, sobre quien pesan severas acusaciones por parte de la Fiscalía General de la República (FGR), principalmente sobre la comisión de delitos relacionados con la delincuencia organizada.

De momento se ha solicitado el juicio de procedencia para despojar al mandatario del fuero constitucional, a efecto de que se pueda actuar en su contra. El simple señalamiento representa ya un golpe mediático y político en contra de un personaje que desde el grupo de gobernadores “rebeldes”, se lanzó en contra de la figura del presidente López Obrador y toda su administración.

No hay casualidad, Se trata de una estrategia preparada, valorada y lanzada desde las altas esferas del poder y de la que sus promotores esperan sacar raja política.

Iniciaron en Tamaulipas y con García Cabeza de Vaca; la gran pregunta es si se tiene en la mira a otra entidad federativa y a otro personaje, de esos que a la hora de pegarle al presidente les ha fallado la prudencia que la política -como regla no escrita- siempre exige.

En la UMSNH, no se reclama a SAC

Será porque desde su interior sigue esperanzado en tener la candidatura a una diputación local o federal, pero al rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Raúl Cárdenas Navarro, le ha faltado talento, capacidad y vergüenza, para señalar que es responsabilidad del Gobierno del Estado el adeudo del 75 por ciento del aguinaldo que se tiene con los casi 7 mil trabajadores académicos y administrativos, lo cual se tasa en 283.5 millones de pesos.

Esa es precisamente la cantidad que el gobernador Silvano Aureoles Conejo se comprometió a aportar como parte del convenio que el 24 de diciembre del año pasado se signó en la Secretaría de Educación Pública, para brindar un apoyo especial no regularizable para que la Casa de Hidalgo saliera del apuro de no poder pagar a sus empleados tanto las quincenas de diciembre como las prestaciones de fin de año.

Ingresa a: Día D #12

Para Cárdenas Navarro ha pesado más la amistad con Silvano Aureoles y la esperanza de ser candidato a algo, que sus más de 7 mil compañeros de trabajo, encontrando, en consecuencia, el repudio de los sectores más radicales de la UMSNH que aguardarán el momento de cobrarse la afrenta, sobre todo que cada vez está más cercano el día en el que el mandatario concluirá su gestión y dejará en el abandono a su condiscípulo de Chapingo.
Le sufrirá el rector para tener nuevos apoyos en diciembre, cuando necesariamente se repetirá el escenario de la falta de recursos económicos, pero por ahora no se atreve a recordarle a Silvano que le debe a la Universidad Michoacana.