tiro no fue parejo

«El tiro no fue parejo», pero la realidad los embistió. Segunda parte

La alianza entre partidos

Para muchos, la alianza entre los partidos PRI-PAN-PRD fue una oportunidad para que el partido gobernante (PRD) pudiera mantener el poder en Michoacán frente a alianza Morena-PT, que venía desdibujada.

Sin embargo, la injerencia del gobernador en la elección de los candidatos a diputados locales, federales y presidentes municipales logró desencantar a muchos militantes de sus respectivos partidos, quienes se sintieron desplazados y sin alguna oportunidad real para lograr un espacio que los motivara a entregar su trabajo en pro de la alianza.

Sin duda, en este caso considero que no fue parejo el tiro, debido a que el candidato perdedor tenía la dura tarea de convencer y unificar a esas 3 fuerzas políticas, a diferencia del candidato ganador quien, por ser fundador de Morena, fue bien recibido por los votantes, quienes pudieron identificar en él a un hombre que ha venido acompañando a Morena desde su creación, y no a un personaje proveniente de otro partido que fuera su archirrival en elecciones pasadas.

Ingresa a: «El tiro no fue parejo», pero la realidad los embistió. Primera parte

El carisma de los candidatos

Al parecer, en este punto, el tiro sí fue parejo. Desde mi punto de vista, el candidato del Barrio de la Estación, en Zitácuaro, no fue capaz de levantar la simpatía de la población.

Como ejemplo tenemos su propia tierra natal, en donde no pudo recuperar la simpatía de los zitacuarenses, quienes, el día de la elección, le negaron su voto. Por su parte, el candidato ganador tampoco se ha destacado por su gran carisma y contacto con los electores, lo que desde mi punto de vista hizo que en esta elección tuvieran candidatos con un equilibrio en materia de popularidad.

La simulación y traición en la elección

Los resultados de la elección nos muestran claramente que los candidatos de la alianza PRI-PAN-PRD no cumplieron con el compromiso de lograr que la ciudadanía votara 4 veces por el Equipo por Michoacán; de ahí que, considero que el tiro no fue parejo, dado que el candidato perdedor, no recibió el mismo apoyo por los candidatos de la alianza, a diferencia del candidato ganador quien, a pesar de que la alianza Morena-PT perdió en gran parte del estado las diputaciones locales, federales y presidencias municipales, sí logró obtener la joya de la corona, que es la gubernatura del estado.

Tendrá mucho tiempo para reflexionar el candidato Herrera Tello, en torno a cuál fue la razón por la que sus candidatos de la alianza no trabajaron por su proyecto, ¿o quizá deberíamos decir: por el proyecto del Gobernador Silvano Aureoles?

Ingresa a: El fracaso del Autócrata

El dinero para promoción de imagen.

Como saben, la nueva normalidad que derivó de la pandemia trajo consigo nuevos esquemas de comunicación, más medibles en alcance, impacto y gasto. Por ejemplo, en el caso de la inversión en Facebook el candidato Herrera Tello gastó, del 4 de agosto al 12 de septiembre del 2021, la cantidad de cinco millones 43 mil 991 pesos, en comparación con Alfredo Ramírez Bedolla, quien en el mismo periodo gastó un millón 719 mil 398 pesos, es decir, Herrera gastó tres millones 324 mil 593 pesos más que el gobernador electo.

Esto, sin duda, es un ejemplo de lo inequitativo que fue el proceso electoral de uno contra otro en cuestión de imagen. En este rubro, preguntaría: ¿Qué tan derecho fue el tiro?