Enamorarse mejora comportamiento

Estados Unidos.- El alejar el amor de la ciencia se ha mantenido durante años, pero una investigadora ha expuesto los beneficios que provoca el enamorarse al cerebro que puede llevar a mejorar el comportamiento humano.

La neurocientífica Stephanie Cacioppo, de la Universidad de Chicago, utilizó escaneo cerebrales para recopilar datos, indicó que sus resultados sugieren que enamorarse activa no solo el cerebro emocional sino otras regiones vinculadas a las actividades intelectuales, cognitivas de alto nivel.

Resultado de imagen para enamorarse
Foto: Internet

Es así que afirma que existen beneficios mentales y físicos por estar enamorado, señaló que puede apoyar a que la persona piense más rápido o a que anticipe el comportamiento o pensamientos de otros, incluso recuperarse de una enfermedad más rápido.

Foto: Internet

El primer hallazgo en temas relacionados al amor lo consiguió durante su carrera en un posdoctorado en Dartmouth College, donde realizó pruebas en las que mostró a participantes imágenes y nombres de personas –de desconocidos, de amigos neutros y de sus parejas– y usó técnicas de resonancia magnética para ver qué secciones del cerebro se activaban al verlas.

Estos datos los uso para diferenciar el amor pasional y romántico, pero también para identificar doce diferentes regiones cerebrales que eran activadas por el amor.

“Lo que se me hizo fascinante es que podías ver que el amor tiene su propio patrón cerebral, como un plano”, dijo la doctora.

Al compararlos con los datos obtenidos de las personas que miraban a alguien de quien se sentían enamorados las secciones se activaron con mayor velocidad.

Con estas pruebas logró detectar una zona específica del cerebro, el giro angular, la cual parece ser área sensible al amor, ya que entre mayor fuera el enamoramiento más se iluminaba esta zona.

Te puede interesar: Recomendaciones para aliviar una ruptura amorosa

El giro angulas fue considera por la doctora como el pequeño robot interno que ayuda a procesar números e idiomas y a enamorarse.

Foto: Internet

La doctora Cacioppo explicó que “dado que el giro angular está conectado a tantas partes integrales del cerebro, el hacer conexiones ahí ayudan a ser más sagaz para otras situaciones que no necesariamente tienen que ver con una pareja sentimental”.

Con su investigación busca que la gente tenga otro punto de vista de la cuestión romántica, ya que dice que es equivocado pensar que al estar enamorado se está distraído y no hay concentración, asegura que pasa lo contrario.