Connect with us

Destacadas

Exigen Poder de Base y FNLS alto a la represión y persecución

Published

on

Este jueves, integrantes de Poder de Base y del FNLS exigieron un alto a la represión y persecución en su contra

Morelia, Michoacán.- Este jueves, integrantes de Poder de Base y del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), exigieron un alto a la represión y persecución en su contra, con una marcha que partió desde el obelisco a Lázaro Cárdenas y se dirigió a Palacio de Gobierno.

El magisterio michoacano esperaba una convocatoria mayor, sin embargo, fueron pocos quienes asistieron a la manifestación, aun así iniciaron la marcha que avanzó por la avenida Madero. Las consignas y discursos que ahí se manifestaron, tuvieron que ver con el alto a la represión y a la que llaman “persecución política” en su contra.

“Somos perseguidos políticos junto con otros 13 compañeros a quienes se nos fabricaron carpetas de investigación con delitos prefabricados; desde 2020 y a la fecha se nos ha hecho el llamado a varias audiencias en las que se nos han querido imputar delitos y aun para los jueces, los delitos que se nos acusan han rayado en lo absurdo”.

Lo anterior fue expuesto por Fernando Lemus Tovar, de la CNTE Poder de Base, región Uruapan. Al señalar que los acusan de ser responsables de los bloqueos en las vías del tren que se perpetraron en 2020, cuando el magisterio exigía el pago de sus salarios, así como otros trámites y compromisos que aseguraban, el entonces gobernador, Silvano Aureoles Conejo, les había prometido.

“La Guardia Nacional, el Ejército Mexicano y la Policía Michoacán cuando todavía existía en el año 2020, nos acusaron por un enfrentamiento y agresión que hubo de los cuerpos represivos hacia los que estaban manifestándose en las vías férreas en la comunidad de Caltzontzin; y ahora nos quieren hacer ver como los responsables de varias acusaciones que tienen que ver con lo que redactaron en aquella ocasión”.

Advertisement

Ingresa a: Este jueves marchará Poder de Base; tome precauciones

Para el docente, quien se considera “perseguido político”, ha estado latente su posible detención que llama “arbitraria” junto a otros dos maestros a quienes se les acusa de los mismo. “Estamos esperando que se resuelva esto de manera definitiva para que se dé carpetazo a este asunto por parte del Estado y de la Federación. Hay otros 11 compañeros perseguidos por supuestas acusaciones de carácter federal”.