Libertad religiosa, propuesta para permitir participación de Iglesia en asuntos de Estado

Insistirá Iglesia Católica en diálogo directo con AMLO

El arzobispo recordó que ya hay un acercamiento, reuniones de trabajo y mesas de diálogo con otras autoridades, como Alfonso Durazo

Morelia, Michoacán.- Al señalar que ya existe un diálogo directo con autoridades del gobierno federal como el secretario de Seguridad Pública y Protección Civil, Alfonso Durazo Montaño, así como el encargado de asuntos religiosos Héctor Miranda, el arzobispo de la Arquidiócesis de Morelia, Carlos Garfias Merlos, insistió en que se buscará también una interlocución directa con el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

“Seguimos en la disposición de buscar el diálogo e interlocución, buscar una forma más adecuada para comunicarnos. Ya hay dialogo con el director de Asuntos Religiosos y estamos en la intención de darle ruta a este tema de asociaciones religiosas del gobierno federal”, dijo el arzobispo al señalar que se buscará mayor comunicación.

Recordó que el papel fundamental que por el momento juega la Iglesia y otras instituciones religiosas dentro del gobierno federal, es la de coordinación para instrumentar e implementar el proyecto de construcción de paz al que se comprometió el jefe del Ejecutivo federal, además de la atención a personas que se identifiquen como víctimas de la violencia.

“Por ahora ese será el camino que tendremos que ir haciendo, poco a poco. De hecho en el diálogo que tenemos con Héctor Miranda hablamos de un periodo de tiempo de hasta junio o julio (para el proyecto de construcción de paz)”, detalló el presbítero.

En otro orden de ideas, Garfias Merlos, respaldó el dicho del presidente López Obrador, cuando se refiere a los “pecados sociales” tal como lo hizo en su gira de trabajo por Michoacán, en la que señaló que dejar de pagarle a los maestros y retener su salario es un “pecado social”.

“No es una diferencia de concepción, sino coinciden, nosotros también hablamos de pecados sociales en la iglesia católica, como el tema de la corrupción, de retener los pagos a los trabajadores, son pecados que afectan directamente a las personas y que pueden expresarse como manifestaciones sociales cuando ya son en grupos muy puntuales, cuando se hacen en sectores de la sociedad le damos nosotros esa connotación que coincide con lo que dice el presidente”.

Te podría interesar: Libertad religiosa, propuesta para permitir participación de Iglesia en asuntos de Estado