Negar o exagerar inseguridad en Morelia es irresponsable

Negar o exagerar inseguridad en Morelia es irresponsable

El sacerdote, llamó a la honestidad para reconocer -sin exagerar- los hechos violentos que ocurren en la capital michoacana

Morelia, Michoacán.- “Hay que ser honestos, negarlo sería ingenuo y exagerarlo es también una irresponsabilidad”, refirió el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Morelia, Víctor Aguilar Ledesma, al respecto de la inseguridad que se vive en la capital michoacana, principalmente hacia mujeres.

“No se trata de negar los problemas, se trata de resolver las situaciones de seguridad en los distintos lugares. En el centro, principalmente de mujeres; a ellas también pedirles que se cuiden, hay lugares donde las procuran”, añadió.

Lo anterior, luego de las declaraciones que ha hecho el presidente municipal de Morelia, Raúl Morón Orozco, quien niega que haya inseguridad contra mujeres, específicamente un video en el que se aprecia a dos jóvenes que fueron víctimas de por lo menos tres personas. Así como de feminicidios, que dice, en Morelia no hay.

Aguilar Ledesma, refirió que no solamente las féminas están expuestas a la violencia, pues reconoció que se vive en una situación de inseguridad para todos: “mujeres, niñas, indigentes, gente que va a pie, señoras a las que les roban la bolsa, cristalazos (…)”.

Y ahí, pidió sensibilidad a la población que dijo, cada vez es menos empírica a la situación que viven otras personas y se prefiere irse del lugar y dejar -por ejemplo- que se perpetre algún robo, o algún hecho de violencia en lugar de apoyar y actuar.

“Nos falta sensibilidad de sabernos cuidar entre todos y tomemos conciencia a nivel social de que no podemos seguir así. Necesitaríamos un policía para cada persona, hay tantos robos, todos tenemos que saber que hay lugares de cierto peligro y en otros lugares que hay cuidado”.

Finalmente, conmino a los padres de familia a cuidar y estar al pendiente del uso que los más jóvenes y niños le dan a las redes sociales, que en ocasiones son gancho para delincuentes que “buscan capturar gente inocente. Tenemos que aprender a vivir y cuidarnos todos”.

Te podría interesar: En Michoacán Iglesia Católica sin denuncias por abuso infantil