Connect with us

Destacadas

No hay prisa para aprobación de presupuesto estatal 2023: Manríquez

Published

on

No hay prisa para aprobación de presupuesto estatal 2023: Manríquez

Morelia, Michoacán. – En la aprobación del presupuesto de egresos del estado para el 2023, “no hay prisa”, sostiene Víctor Manríquez, líder parlamentario perredista en el Congreso local, quien recuerda que por ley se tiene como margen hasta el 31 de diciembre.

“Apenas vamos a entrar el día de mañana en el Pleno, a la discusión y en su caso aprobación de las leyes de Ingresos de los Municipios, son 40 municipios los que van a pasar mañana en la sesión”.

Apuntó que para el presupuesto estatal todavía hay tiempo, “independientemente de las declaraciones del Ejecutivo y de algunos de los diputados que quieren irse con anticipación, pero tenemos que ser responsables”.

Es así que recalca: “prisa no llevamos, debemos ser responsables y no nos tenemos que apresurar, hay que ser muy puntuales en los gastos que se van hacer, porque es el presupuesto de los michoacanos, independientemente que el Ejecutivo sea el que lo proyecta, nosotros en el Legislativo somos los que lo aprobamos”.

-En el Gobierno del Estado siguen diciendo que es un presupuesto sin déficit, pero no hay federalización de la nómina, entonces no cuadra, porque se ha señalado que es la nómina educativa la que genera el déficit…

Advertisement

“Lo va a seguir generando, si no hay recursos para la federalización de la nómina, vamos a seguir teniendo déficit, pero, además, la proyección a nivel federal de la inflación no corresponde con lo que se está previendo aquí».

“La inflación va a cerrar en 8.9 por ciento, pero aquí están proyectando el 4 por ciento de inflación, ¿qué quiere decir esto?, que vamos a terminar con un déficit para el 2023 porque la proyección es incorrecta”.

Ingresa a: Congreso romperá con su tradición de aprobar a última hora el presupuesto

Asimismo, Manríquez señaló que también se tendrá que revisar de manera puntual qué acciones que se van a priorizar para que no terminen sólo en una proyección, “un ejemplo claro es el aumento a la Secretaría de Obras Públicas y a la Secretaría de Bienestar, porque no siempre los aumentos de presupuesto tienen que ver con beneficios a la población, a veces son para la operatividad de las diferentes secretarías y para la burocracia”.