No somos unos pendejos, ni unos ineptos: soldados

No somos unos pendejos, ni unos ineptos: soldados

«Alfonso Durazo y el propio presidente López Obrador organizaron de modo propio y sin tomar en cuenta al ejército»

Ciudad de México.- En la cuenta de Twitter @Soy_Militar, soldados le aseguraron a la sociedad que “no somos unos pendejos, ni unos ineptos, solo fue desicion del presidente (AMLO) el dejar en libertad aún delincuente (SIC)”, texto que acompañaron con una fotografía de un militar abrazando a un niño.

En mensajes difundidos a través de las redes sociales, soldados del Ejército mexicano defendieron su labor tras el operativo fallido del pasado jueves en Culiacán, Sinaloa, para capturar a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín, El Chapo, Guzmán, tuiteando “no somos unos pendejos, ni unos ineptos

Asimismo, señalaron que trascendió que el secretario de la Defensa Nacional (Sedena), general Luis Crescencio Sandoval, “está encabronadísimo con el presidente López Obrador”, ya que el “mando militar no estuvo enterado ni fue tomado en cuenta en el ‘operativo’ fallido hasta que ya estaban con el agua al cuello y sin posibilidad de reaccionar adecuadamente”.

Te puede interesar: #Video Entrenador desarma a estudiante suicida

Aseveraron que en “un afán de ‘colgarse la medallita’ por la captura de los hijos del Chapo Guzmán, el Secretario de Seguridad Alfonso Durazo y el propio presidente López Obrador organizaron de modo propio y sin tomar en cuenta al ejército, un operativo utilizando sus ‘soldaditos’ de la GN”.

Solo así se explica, agregaron, que los militares, que han participado con éxito en esta clase de operaciones, fueran sorprendidos y no estuvieran preparados para resolver una situación de este tipo.

Al respecto, recordaron el “estilo y la manera ordenada de actuar de la Marina Armada de México cuando abatió al Jefe de Jefes en diciembre del 2009 en Cuernavaca”.

Leer más: El Operativo en Culiacan fue deficiente y fallido: Cresencio Sandoval

Puntualizaron que esta es la primera vez en la historia del país que elementos del Ejército Nacional son humillados, capturados, despojados de sus armas y vehículos, pero lo que más indigna al general Crescencio Sandoval fue que los delincuentes se hicieron del control de la Unidad Habitacional en donde tomaron como rehenes a las familias de los militares.

Mujeres y niños estuvieron en grave riesgo y fueron utilizadas como moneda de cambio en la liberación del hijo del Chapo.