Prisión de por vida, piden para feminicidas en Michoacán

Prisión de por vida, piden para feminicidas en Michoacán

Familiares de mujeres asesinadas, activistas presentaron una iniciativa para reformar el Código Penal, y que se imponga prisión de por vida a quienes cometan feminicidio


Morelia, Michoacán.-Familiares de Jessica González Villaseñor, asesinada presuntamente por Diego Urik en 2020, activistas, defensoras y defensores de derechos humanos presentaron una iniciativa de reforma al Código Penal de Michoacán, para que se amplíen los criterios de tipificación del delito de feminicidio, y para que se aplique prisión de por vida a los responsables de feminicidio.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, Verónica Villaseñor Ferreyra, madre de Jessica, presentó la referida iniciativa junto con las conocidas defensoras de los derechos de las mujeres, Elvia Higuera Pérez y Nuria Gabriela Hernández Abarca.

“Los 50 años que están establecidos como pena para los feminicidas no alcanza para reparar el daño, que de por sí la vida es irreparable, por eso con esta iniciativa buscamos que se reforme el Código Penal para que se imponga prisión de por vida a los asesinos de mujeres; hay mucha sed de justicia, ya basta, y el Congreso de Michoacán tiene debe trabajar esto”, explicó a Contramuro Christopher González Villaseñor, hermano de Jessica.

Ingresa a: Recuerdan a Jessica con cruz en el Congreso de Michoacán

La reforma al Código Penal de Michoacán

La propuesta de reforma al Código Penal de Michoacán plantea que el homicidio doloso de una mujer se considere feminicidio cuando existan actos que constituyan violencia familiar o institucional del agresor hacia la mujer; cuando el sujeto realice actos de violencia sexual, actos crueles, degradantes, mutile el cuerpo de la mujer, previo o posterior a la privación de la vida.

También piden que se considere feminicidio cuando la víctima presente indicios de violencia física reiterada por parte del agresor; cuando existan antecedentes de violencia psicológica o abuso sexual del sujeto contra la mujer; y cuando el cuerpo de la víctima sea expuesto de manera degradante en un lugar público.

“A quien cometa el delito de feminicidio se le impondrá pena vitalicia de prisión”, cita la propuesta de reforma, con la que buscan revertir la ola de asesinatos de mujeres, que en Michoacán alcanzan por lo menos 7 casos diarios, 100 al año, aunque esta cifra no es del todo precisa debido a que hay casos que no son considerados feminicidios por carecer de las agravantes vigentes.

El asesinato de Jessica
A más de un año del caso de Jessica, asesinada presuntamente por Diego Urik, un joven que la cortejaba, el acceso a la justicia se ha convertido en un verdadero viacrucis para los familiares de la víctima, quienes enfrentan la burocratización de los procesos judiciales, los recovecos legales de que se sirve la defensa del imputado e incluso la ineptitud de servidores públicos.