Reconoce Silvano "problemas" de inseguridad durante jornada electoral

Reconoce Silvano «problemas» de inseguridad durante jornada electoral

El mandatario michoacano, confirmó que sí hubo problemas de inseguridad durante jornada electoral

Morelia, Michoacán.- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, reconoció que sí hubo problemas de inseguridad durante la jornada electoral del pasado domingo 6 de junio.

Ante representantes de medios de comunicación, el gobernador precisó:

“La cosa política son mucho de pasiones y se alteran los ánimos y en muchos casos hubo presiones de acuerdo a reportes que me llegaron desde el centro de mando; y sí hay ese problema que en algunos lugares incluso corrieron a los representantes de algunos partidos políticos”.

Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán

El gobernador, refirió que los hechos que se reportaron el pasado domingo, deben estar en las incidencias e irán a los órganos jurisdiccionales para su revisión.

Ahí, también confirmó que en algunos casos, “grupos” se quedaron con las urnas y las tacharon, para después regresarlas; situaciones que dijo son “lamentables” y consideró que se debe esperar a los resultados de las investigaciones.

Ingresa a: Anuncian líderes nacionales del PAN-PRI-PRD defensa del voto en Michoacán

“Hay que esperar las investigaciones correspondientes, porque ayer el fiscal me informó que hay 84 carpetas abiertas por delitos electorales (…). Se tuvo información y están los reportes de personas armadas, hay una foto donde está uno con un arma larga en la casilla votando”.

Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán

Ahí, dio a conocer que fue sobretodo en la región de La Huacana, donde se presentaron este tipo de hechos. “Fue ahí donde se focalizó este tipo de incidentes, donde resaltó esta presencia de personas armadas y serán las autoridades quienes califiquen los hechos”.

Ingresa a: Por seguridad atrae IEM paquetes distritales de Nahuatzen y Angangueo

En tanto, el mandatario michoacano se negó a dar una postura sobre el proceso electoral, más allá del tema de seguridad, al argumentar que para no “empañar” el mismo, esperará hasta que concluya en todas sus etapas para hacer algún pronunciamiento.