Se deslinda Poder de Base de conflicto en albergue estudiantil

Se deslinda Poder de Base de conflicto en albergue estudiantil

El magisterio reconoció que apoya al FNLS, pero se deslindó de los hechos violentos en el albergue estudiantil

Morelia, Michoacán.- La Sección XVIII de la CNTE Poder de Base, se deslindó de los hechos violentos ocurridos en el albergue estudiantil de Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), Isaac Arriaga.

El líder, Benjamín Hernández Gutiérrez, reconoció que Poder de Base apoya la lucha que encabeza el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), pero que nada tuvieron que ver en lo sucedido durante la madrugada del domingo.

“Como Sección XVIII nosotros hemos sido respetuosos de cada una de las organizaciones, sean estudiantiles, obreras, sociales de lo que sea. FNLS se ha venido coordinando con nosotros, pero no le podemos indicar qué haga, qué no haga o qué deje de hacer”.

Benjamín Hernández Gutiérrez, líder de la Sección XVIII de la CNTE Poder de Base

De igual manera, destacó que solamente el FNLS debe aclarar la situación ocurrida en la casa del estudiante Isaac Arriaga y nuevamente se deslindó de dichos acontecimientos ocurridos durante la madrugada del domingo y la noche del mismo día.

“Nosotros para nada nos metemos, ni para bien, ni para mal; no hemos levantado una palabra y un solo dedo en esa situación de la Isaac Arriaga. Nosotros como gremio magisterial no tenemos injerencia ni estamos metidos en ninguna cuestión”.

Benjamín Hernández Gutiérrez, líder de la Sección XVIII de la CNTE Poder de Base

Benjamín Hernández, también reconoció que los jóvenes normalistas de la Rural de Tiripetío, sí intervinieron en los hechos, pero de igual manera, se deslindó al señalar que han sido claros con ellos en el contexto de que no les dirán qué hacer, ni cómo actuar.

Foto. Cortesía

Ingresa a. Moradores de Casa del Estudiante piden a UMSNH no intervenir

Para contexto de nuestros lectores, la madrugada del pasado domingo, jóvenes que fueron expulsados de la Isaac Arriaga, se apoderaron de manera violenta de las instalaciones, al punto de presuntamente haber golpeado a varios de los moradores y retenido al menos a uno de ellos.

La autoridad universitaria se pronunció en contra de los hechos e interpuso la denuncia correspondiente. Por otro lado, los jóvenes han pedido una mesa de diálogo con la Secretaría de Gobierno y con Rectoría, pero al mismo tiempo, piden que la autoridad “respete su autonomía y no intervenga en sus acciones”.