Cada vez más frecuentes los crímenes de odio en la entidad

Cada vez más frecuentes los crímenes de odio en la entidad

Claudia Ignacio de la red solidaridad en Michoacán, destacó que en los últimos meses se ha vuelto más frecuente este tipo de ataques a la comunidad LGBTTTIQ

Morelia, Michoacán.- La Red Solidaria en Michoacán destacó en entrevista que en los últimos meses se ha agravado la situación de los crímenes de odio en contra de la comunidad LGBTTTIQ en la entidad, por lo que se dijo es importante tipificar dichos ataques.

Claudia Igancio, representante de dicha red señaló que hasta el momento, ellos no cuentan con alguna denuncia por parte de algún defensor de esta comunidad, pero sí se han dado cuenta que los asesinatos en contra de personas homosexuales han ido en aumento.

«Nos preocupa mucho esta situación, porque sobre todo en los últimos meses se han agravado los casos de ataques», indicó.

Foto: Javier Velázquez/ Contramuro

Hecho por el cual, hizo un llamado a las autoridades correspondientes para que se comience a castigar de manera específica, los ataques a esta comunidad y no sólo se cuente como un aesinato por robo, entre otros.

Según el libro » Desde la Memoria…la esperanza», presentado por la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos «Todos los derechos para todos y todas», se especifica que durante el sexenio de Enrique Peña Nieto que comprendió desde el 1 de diciembre del 2012 al 31 de octubre de 2018, se registraran 381 casos de crímenes por odio en todo el país.

Siendo en el 2017, cuando se registraron más asesinatos en contra de la comunidad con un total de 95 casos.

Uno de los casos que más conmovió a la opinión pública, fue el asesinato de Alessa Flores, quien era integrante dr la red de jóvenes trans y que hacía activismo por la comunidad LGBTTTIQ y la cual fue asesinada en octubre del 2016, luego que otras dos chicas transexuales también fueran muertas meses atrás.

Según datos proporcionados por varios activistas durante el 2018, Michoacán ocupaba el segundo lugar a nivel nacional por crímenes de odio, solamente superado por Ciudad de México, mientras que a nivel Latinoamérica ocupaba el tercero, registrando un incremento del 7% en asesinatos de personas gay, lesbianas, bisexuales, travestis, transexuales, transgénero, intersexual y queer.