Morelia, Michoacán.- “Tiene la información al señor presidente (Andrés Manuel López Obrador) para que determine de aquí a lo que falta de este año qué parte

Hasta 2021 estaría en su totalidad federalización de nómina educativa

En reiteradas ocasiones se ha señalado que el compromiso del presidente de México no se echará para atrás, pero sería en bloques y no inmediato como se tenía pensado

Morelia, Michoacán.- “Tiene la información al señor presidente (Andrés Manuel López Obrador) para que determine de aquí a lo que falta de este año qué parte, si viene otro bloque y así hasta terminar (…) la expectativa es que terminemos todo completamente en el 2021”, así lo expuso el secretario de Educación en el Estado, Alberto Frutis Solís.

Lo anterior, ante representantes de medios de comunicación a quienes insistió en que el gobernador michoacano, Silvano Aureoles Conejo, acude constantemente a la Ciudad de México, para revisar lo que tiene que ver con el proceso de federalizar la nómina educativa, lo que ha dicho, le quitaría una carga económica a la entidad.

Sin embargo, también ha señalado que al parecer las autoridades federales se “pusieron nerviosas” al revisar todo lo que conlleva asumir la nómina educativa y es que los servicios educativos de Michoacán cuestan alrededor de 30 mil millones de pesos, que de no ser concurridos con la administración pública estatal, deberán ser absorbidos por el gobierno federal en su totalidad.

“El costo de la nómina educativa y todos lose servicios educativos en Michoacán ronda los 30 mil millones de pesos, entonces pues esta cantidad pone nerviosos a muchos pero nosotros estamos dispuestos al esquema de la concurrencia, si nos toca concurrir como estábamos podemos seguirlo haciendo, todo depende de qué manera se le dé el enfoque a la federalización”, refirió.

Leer más: 30 mil mdp cuestan servicios educativos en Michoacán

Es importante mencionar que el gobernador Aureoles, firmó el pasado 26 de noviembre un documento en el que entrega los servicios educativos a la federación, al argumentar que es facultad de la administración pública federal asumirlos, luego de dicha acción y tras meses de espera, López Obrador, señaló que estaría dispuesto a asumir el costo a fin de evitar desvíos de recursos.