Autoridades de SSM discriminan a trabajadora de salud por sospecha de coronavirus

La cirujano dentista que laboraba en el Centro de Salud Urbano “Dr. Juan Manuel González Urueña”, denunció ante la FGE discriminación

Morelia, Michoacán.- La cirujano dentista Claudia Guadalupe Ramos de la Rosa, quien laboró 11 años en el Centro de Salud Urbano “Dr. Juan Manuel González Urueña”, denunció ante la Fiscalía General del Estado (FGE), “discriminación” de las autoridades y médicos de la institución, tras resultar como una paciente sospechosa de padecer coronavirus.

A través de la denuncia penal emitida ante la FGE, con número de expediente MOR/O53/27561/2020, la cirujano dentista narró que el pasado 21 de abril, mientras laboraba, empezó a manifestar síntomas similares a los del coronavirus, y tras la sospecha de contagio, las autoridades administrativas y médicos del centro de salud cometieron una serie de irregularidades, tanto en su atención, como en su trabajo.

En el expediente de su caso, brindado a Contramuro, Claudia Guadalupe Ramos explicó que “el día 21 de abril del año 2020, yo me presente a laborar normalmente a las 07:00 horas, sintiéndome mal de salud, tenía problemas respiratorios, dolor de cabeza y diarrea”, agregó que tras revisarle sus signos vitales, la presión y su dificultad para respirar, fue canalizada con el doctor Pedro Gutiérrez, encargado de revisar a los pacientes con síntomas de coronavirus.

Tras ello, se le aplicó la prueba del coronavirus, sin embargo, alrededor de las 12:45 horas de ese mismo día, fue convocada a la Dirección del Centro de Salud, en la que se encontraban las autoridades de la institución de la jurisdicción para levantarle actas administrativas.

“Había una reunión para levantarme una acta administrativa por un problema laboral; entonces comenzó la reunión el doctor Roberto Carlos Quevedo Díaz, quien es el jefe de la Jurisdicción Sanitaria número 1. En esa reunión se encontraba una licenciada; el doctor Marco Antonio Rangel, quien es el encargado de Salud Bucal de la misma jurisdicción; Sonia González, quien es encargada de enseñanza en el centro de salud; Guadalupe Zarco, en cuanto administradora del centro de salud; la jefa de recursos humanos de nombre Liz sin recordar apellidos; estaba mi jefa inmediata que se llama Rosalía Padilla López; se encontraba también la directora del centro de salud de nombre Rosalva Jiménez Castro; Manuel Arredondo, quien es un pasante de odontología; el licenciado Juan del sindicato Lázaro Cárdenas y yo”, señala en el expediente.

Te puede interesar: Cancele su visita a Trump, muestre respeto por migrantes; Silvano a AMLO

Y agrega: “comenzó la reunión y yo me seguía sintiendo muy mal. Hubo muchas faltas administrativas; no ponían bien los nombres, no traían sus identificaciones bien, entonces la directora Rosalva Jiménez me decía ‘trate de no toser mucho’ con actitud de recelo hacia mi persona, a no acercárseme, pero yo le decía que me estaba ahogando, que no podía respirar, que me sentía muy mal, incluso ella me llevo un suero para tomar, me imagino de lo mal que me sentía, porque en un momento le dije que me sentía mareada”.

Te puede interesar: Silvano califica a AMLO de sumiso y subordinado de Trump

“En ese momento el doctor Roberto Carlos muy desesperado me decía que como no tenía mi incapacidad en la mano, no me podía retirar, entonces nuevamente, de forma muy grosera y sin importarle mi situación de salud, e incluso mi estado físico dijo ‘que se reinicie la reunión’, entonces yo tosiendo y ahogándome y en momentos me quitaba un cubrebocas que me había la directora  Rosalva Jiménez, porque sentía que me estaba ahogando, entonces comenzó el interrogatorio de uno por uno de los que estábamos ahí, y yo tosiendo y tosiendo y sintiéndome muy mal, y aún y cuando esto pasaba, el doctor Roberto Carlos seguía con la reunión y no le importaba mi estado de salud, al contrario, cuando yo me reservo el derecho a declarar él se molestó aún más diciendo de forma muy grosera ‘vamos a continuar, si no quiere declarar que no declare’”, continua.

Te puede interesar: En Estados Unidos representaré a México con decoro y dignidad: AMLO

La cirujano dentista aclara que alrededor de las 14:45 horas, “casi después de tres horas sintiéndome mal tosiendo, ahogándome, se imprime el acta, el doctor Roberto Carlos fue el primero en firmar las actas que son cuatro al parecer y se va sin decir nada, entonces después de firmar todos los demás, me reservo mi derecho de firmar, me amenazan, me comunican con la jefa de jurisdicción y le digo que estaba enferma, sintiéndome mal que como iban a decir que no estuve ahí porque querían nuevamente hacer otra acta diciendo que yo no estaba, amenazándome, diciéndome que firmara o que iban a hacer otra acta, entonces la imprimieron y corrigieron los nombres, y después de varios errores que tuvieron la volvieron imprimir, yo esto aun sintiéndome mal, ya me sentía muy mal, no podía respirar, yo me salí y me senté en una banca afuera de la dirección porque no podía respirar nada”.

La afectada señala en el expediente que abandonó el centro de salud alrededor de las 19:30 horas, en un estado de salud decaído, por lo que tomó su incapacidad de tres días, posteriormente, el viernes 24 de abril de 2020, siendo aproximadamente las 07:00 horas, retornó al Centro de Salud, y a pesar de que aún continuaba con su malestar, su jefa inmediata, Rosalía Padilla López, la obligó a atender a un paciente.

Posteriormente, acudió con el médico Oded Magaña Bedolla, para recoger los resultados de la prueba que se le aplicó para conocer si padecía coronavirus. Mientras esperaba que se le atendiera, la inconforme señala: “el doctor, de forma muy grosera me dice ‘qué hace aquí doctora, es usted una imprudente, cómo nos pone en riesgo a sus compañeros y a los pacientes, retírese para allá y tosa allá si no le voy a levantar una acta administrativa’, en ese momento yo me quedé muy desconcertada, y solo le dije que necesitaba que me revisaran, que me sentía mal y que quería saber mis resultados y me dijo ‘aquí no, váyase al módulo de enfermedades respiratorias para que la revisen, ya sea que la canalicen a un segundo nivel’, de forma muy grosera”.

Te puede interesar: «No mienta ni tergiverse información»: Miguel Barbosa a Silvano

Derivado de tal actitud, la afectada denuncia que el doctor Obed Magaña “me negó el acceso y por lo tanto me negó el servicio que por derecho tengo para saber mi resultado y tener atención médica, porque él es el que me tiene que entregar el resultado, entonces al no obtener esta atención, porque me la estaban negando por mi situación de salud, me dirijo al módulo de enfermedades respiratorias, y en el camino saliendo de ahí, me encuentro a la directora Rosalva Jiménez y le digo lo que pasó, y le pregunto que qué hago, que a donde voy, y me dijo que la esperara en mi consultorio, me dijo que el doctor Obed me tenía que atender y que después de eso me tenía que ir a mi casa”.

No obstante, la cirujano dentista detalla que, tras ser atendida por el médico Obed Magaña y confirmarle que no estaba contagiada de coronavirus, la actitud de éste y de las autoridades del centro de salud para con ella, cambió, motivo que la orilló a denunciar ante la FGE discriminación contra su persona, ante la sospecha de estar contagiada de coronavirus.

Sobre esto, en la denuncia señaló: “ya como las 11:00 horas el doctor Obed me pasa al consultorio ya ahí el doctor al momento de que tenía mi resultado toma otra actitud, ya no estaba tan grosero ni tan alterado y me dice para Covid-19, y me entrega una constancia médica que yo le solicite para acreditar que no tengo Covid y entonces me dice que estoy muy mal que me tome mis medicamentos y que me mandaría a mi casa tres días más a descansar”.

Te puede interesar: “Me daría pena presumir que en EUA hay 4 millones de michoacanos”: Mireles a Silvano

Y concluye: “el día lunes me presente a trabajar normalmente e inmediatamente la actitud de mi jefa Roselía, Rosalva y el doctor Obed, al saber que el resultado era negativo su trato cambio drásticamente de noche a mañana, ya eran otras personas, es por eso que vengo a presentar esta denuncia por que realmente pusieron en riesgo mi vida, la de mi familia, la de mis compañeros, me negaron los servicios médicos y el material necesario para atender al público. Me discriminaron por pensar que era portadora del Covid, me negaron la atención y trataron de intimidarme al querer levantarme otra acta administrativa”.